La cúpula de la iglesia

Las pinturas de la cúpula originarias fueron sustituidas por las actuales, al temple sobre telas, realizadas por Mariano Ballester en 1956 y en las que introdujo modificaciones.

La decoración primitiva simulaba ocho gallones con unos roleos ovalados en su parte central, sustituidos hoy por racimos de flores.

En el punto de confluencia de los gallones se presentaba una linterna ficticia que dejaba pasar los rayos del sol y en el que, sin embargo, hoy hay una moldura circular en relieve, de la que pende la lámpara central.

Dejar un comentario