“A Solas con Salzillo”, nueva exposición temporal en el Museo Salzillo

Hoy miércoles 11 de septiembre se ha inaugurado en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Salzillo, la exposición A solas con Salzillo, con pinturas de Araceli Reverte.

Ha asistido el alcalde de Murcia, José Ballesta Germán, así como el presidente de la Comisión Ejecutiva del Museo Salzillo, Antonio Gómez Fayrén. También les han acompañado el concejal de Cultura y Recuperación del Patrimonio, Jesús Pacheco,  María Teresa Marín, directora del Museo Salzillo y el diputado Ramón Sánchez- Parra.

La exposición se podrá contemplar desde el 11 de septiembre hasta el 12 de diciembre de 2019. Está formada por una veintena de óleos sobre tabla, acompañados por bocetos a lápiz y tinta de gran interés. Desde el pasado año 2018, la pintora nacida en Lima, de raíces murcianas y formada en Madrid, Barcelona y Europa central, ha estado pintando en el Museo Salzillo la obra motivo de esta exposición. Un estudio particular y profundo de los pasos que creara el genial Francisco Salzillo para la Cofradía de Jesús.

Durante este tiempo y “a solas con Salzillo”, Araceli Reverte ha producido una serie de cuadros definidos por manchas cromáticas donde emergen las famosas imágenes del escultor, con una visión particular e intimista y un brillante resultado. Como ha señalado la comisaria y directora del Museo Salzillo, María Teresa Marín, “Araceli Reverte se adentra en A solas con Salzillo, en la atmósfera de penumbras y claridades que atesora un lugar de devoción y de conservación de obras maestras de la Historia del Arte como es la iglesia de Jesús. En sus manchas de color asoman las imágenes sobre una bruma etérea que no solo reflejan las imperecederas emociones personales de la pintora y su intimista poesía, sino también los valores cromáticos que definieron la obra de Salzillo, el gran pintor de la escultura”.  Y es que, no es el color lo que habitualmente define la obra de Araceli Reverte, algo que se hace presente en estos óleos sobre tabla. Prosigue la directora del museo: “La pintora capta las perennes sensaciones que atrapan a los espectadores que se acercan a contemplar el Museo Salzillo. Las huellas eternas que quedan afianzadas en la memoria de los visitantes y que se manifiestan como indelebles evocaciones al pensar en la genialidad del arte del gran escultor del barroco español”.

Por su parte, Araceli Reverte ha manifestado que, “…se trata de un proyecto inacabado que arranca hace más de un año, en el que tuve la oportunidad y el privilegio de entrar a pintar en el interior del Museo Salzillo y acercarme –a solas- a la obra del escultor barroco”. De Salzillo le ha interesado la expresión del cuerpo humano, la composición, el color, así como el clasicismo de su obra que le lleva a la Victoria de Samotracia, a los Dióscuros del Quirinal, al Apolo del Belvedere, pero también a descubrir en él a Velázquez. La pintora entraba al Museo Salzillo en horarios en los que estaba cerrado al público, realizando óleos abocetados en una o dos sesiones como máximo, inspirándose en los apuntes al óleo de Rubens. “Comencé de una forma tímida y con colores cálidos y alegres hasta que la oscuridad del museo cerrado se mete en el cuerpo y se manifiesta en la obra que se vuelve oscura. Las figuras salen de esa oscuridad, al trabajar en condiciones complicadas de luz”. 

          Los meses pasados en el museo también han coincidido con la restauración del trono del paso de La Oración en el Huerto y con la exposición del Ángel en el centro de la iglesia de Jesús, lo que le ha permitido estudiar las figuras por separado “y desde todos los ángulos. He hecho una disección del Ángel, en parte, porque aún me quedan cosas por pintar. Hablo de obra inacabada porque tengo aún muchos cuadros en la cabeza que quisiera pintar. Es parte de mi forma de trabajar, me piden un cuadro y hago veinte. Pero sobre todo, es Salzillo, que te atrapa”.

Lugar: Sala de Exposiciones Temporales, Museo Salzillo.

Fecha: Del 11 de septiembre al 12 de diciembre de 2019.

Los comentarios están cerrados.