El Belén de Salzillo

Encargado por el noble murciano Jesualdo Riquelme en 1776, este Belén de 556 figuras inmortalizó la Murcia del siglo XVIII a través de sus protagonistas.

En este universo popular, el artista supo intercalar de forma magistral la tipología rural española dieciochesca, compuesta por gañanes, vendedores ambulantes, músicos callejeros, mendigos, campesinos, ganaderos, cazadores, con la delicadeza y solemnidad de los episodios bíblicos.

Las fisionomías, los personajes, las formas de vestir, los oficios, el gran realismo de sus gestos y expresiones, se reunen y muestra al visitante un espectáculo visual dificil de olvidar.

Los comentarios están cerrados.