Recorrido interior

Vestibulo inferior

Vestibulo inferior, entrada al Museo Salzillo

El arquitecto ha desmantelado por completo todo el interior del edificio de los años cincuenta y su anexo posterior para presentar un espacio majestuoso y muy bien iluminado gracias a sus lucernarios, que permiten un uso racional de la luz natural y la mejor estabilización de las condiciones de temperatura y humedad.

El edificio se ha puesto al servicio del proyecto museográfico, con un itinerario único, de arriba a bajo, siguiendo los presupuestos lecorbusianos del Mundaneum con el objetivo de crear “el escenario de un teatro sacro como apoteosis escultórica”.

El recorrido comienza en la segunda planta, espacio destinado a la historia del museo, donde también se encuentra la biblioteca especializada en escultura barroca.

Los comentarios están cerrados.